Medicamentos para evitar la eyaculación precoz

Hay muchas preguntas con respecto a la efectividad y riesgos de los medicamentos para evitar la eyaculación precoz que suelen encontrarse en las farmacias. Por eso en este artículo quiero aclararte muchas dudas, para que no sigas preguntándote cómo puedes curarte de este problema.

medicamentos para evitar la eyaculación precoz

Primero, voy a decirte por qué funcionan las pastillas para evitar la eyaculación precoz y cuáles son sus efectos secundarios. Después te contaré un poco sobre mi experiencia con ellos.

Medicamentos para evitar la eyaculación precoz

¿Cómo funcionan las pastillas para evitar la eyaculación precoz?

Los medicamentos para evitar la eyaculación precoz funcionan gracias a que entre sus componentes se encuentra una sustancia que funciona como inhibidor de la recaptación de serotonina. Cuando actúa, impide que la serotonina liberada en el cuerpo sea usada otra vez por esas células que la liberaron.

De esa forma, las pastillas permiten que te sientas más relajado, ya que la serotonina es un neurotransmisor que al liberarse regula muchas cosas en el cuerpo. De hecho, esta sustancia que utilizan las pastillas para la eyaculación precoz la utilizan muchos otros productos, como las pastillas para la depresión, por ejemplo.

Efectos secundarios de los medicamentos para la eyaculación precoz

Como sabrás, raramente un producto químico está libre de efectos secundarios o de contraindicaciones. Y las pastillas para la eyaculación precoz no se encuentran en ese pequeño grupo. Estas tienen sus riesgos y también pueden ser contraproducentes si no se utilizan de forma adecuada.

Unos ejemplos de sus efectos secundarios son la ansiedad, fatiga, diarrea y sueño. Hay contraindicación del uso de estas pastillas para las personas que padecen de hipo o hipertensión arterial o de insuficiencia cardiaca. No se deben combinar con alcohol, ya que incluso pueden causar depresión.

Algunas personas han experimentado vértigo y migrañas fuertes al usar estas pastillas.

¿Hay otra forma de evitar la eyaculación precoz?

Sí, hay muchas, pero si tu objetivo es curarte, no debes centrarte en ellas. Tu enfoque debe estar en eliminar la eyaculación precoz, pues esa es la única forma en que serás libre de este problema de una vez por todas. Así que no se trata de tomar pastillas cada vez que quieras durar más haciendo el amor ni de optar por cremas retardantes, la solución está en algo mucho más sencillo pero verdaderamente eficaz. Se trata del método natural que para mí y muchos otros hombres es la única y fiable solución para acabar con este problema

Ahora voy a contarte un poco sobre mi experiencia para que conozcas de qué se trata.

La verdadera solución para curarte de la eyaculación precoz

¿Sabías que tu cuerpo responde a cualquier actividad según cómo lo alimentes y te ejercites? Quizá eso es muy obvio de saber, pero, ¿cuántas veces te has preocupado por ejercitar los músculos que intervienen en la eyaculación? Posiblemente ni habías pensado en que hay músculos que actúan cuando eyaculas. Los hay, y puedes entrenarlos para lograr acabar con la eyaculación precoz.

Este método natural te permite librarte de la eyaculación precoz gracias a que sus fundamentos están en las únicas cosas que pueden quitar de un hombre la eyaculación precoz, sus hábitos y capacidades. Quiero decir que con él podrás mejorar tus hábitos y capacidades para que retrases tu eyaculación por más tiempo del que has pensado. Si antes durabas menos de dos minutos, con este método podrás durar media hora o más, si así lo quieres.

Al fin podrás decirle adiós a esos medicamentos que, si alguna vez tomaste o planeaste tomar, hubieran hecho prácticamente su esclavo, volviéndote un consumidor dependiente de ellas. También evitarás tener que gastar tu dinero cada vez que quieras tener sexo.

¿Por qué disfrutar del sexo cada vez que quieres tiene que costarte dinero? Sé que, al fin y al cabo, tú quieres curarte y no buscar el momento que tu pareja no te vea para poder tomarte la pastillita.

En conclusión, si quieres probar estos medicamentos, tienes todo el derecho de hacerlo. Yo lo hice, pero  si volviera al pasado y supiera de ellos todo lo que sé, como sus efectos secundarios y la dependencia que con el tiempo desarrollan en ti, no lo haría. Y es así, no lo hago ahora que me he curado de la eyaculación precoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *