3 Potentes remedios para evitar la eyaculación precoz

remedios naturales para evitar la eyaculación precoz

Los remedios para evitar la eyaculación precoz más efectivos son aquellos que te permiten ir progresando en la cura para este problema, en lugar de volverte dependiente de ellos. Quizá no estés seguro de que cosas hacer para evitar la eyaculación precoz, pero por eso aquí te hablaré de lo que a mí me funcionó y de lo que estoy ciento por ciento seguro de que te funcionará si lo aplicas.

Remedios para evitar la eyaculación precoz

Ejercicios de Kegel

Para trabajar el músculo pubococcígeo o músculo PC, no hay nada mejor que los ejercicios de Kegel, pues se centran en trabajar los músculos de la pelvis para evitar ciertos problemas de incontinencia urinaria. No obstante, también sirve para evitar la eyaculación precoz. Y aquí voy a decirte cómo.

Primero, la eyaculación precoz puede deberse a tu bajo control sobre el músculo PC. Déjame decirte que no tienes la culpa de ello, pero sí la tendrás después de enterarte de cómo ganar mayor control sobre él y no hacerlo. Más adelante te explico por qué es necesario que lo domines.

Para hacer este ejercicio, localiza el músculo PC. Este se encuentra en el suelo de la pelvis y lo podrás sentir si intentas contraer tu ano o si vas al baño a orinar. Al hacerlo, notarás una contracción entre los testículos y el ano. Ese es tu músculo PC.

Ahora tienes que entrenarlo contrayéndolo y relajándolo. La contracción debe durar unos 6 segundos y la relajación, solo uno. Tendrás que lograr al menos 30 repeticiones de este ejercicio para asegurarte de que desarrollarás mayor control sobre tu músculo PC.

Respiración para controlar la eyaculación precoz

Respira profundamente, inhalando el aire de forma lenta y concentrando tu mente en el acto de respirar. Siente cómo te relajas y cómo el abdomen se va llenando de aire. Si esto último no ocurre, acuéstate en tu cama para que sea más fácil. Luego de que llenes los pulmones, retén el aire unos 3 segundos y, entonces, comienza a exhalar de manera lenta. No te apresures en sacar el aire, sino que siente de nuevo como te relajas aún más que cuando inspiraste.

Este ejercicio puede parecerte un poco lento, pero se trata de una forma de respirar muy correcta para conseguir relajarse rápidamente. Y quizá te preguntes para qué debes aprender a relajarte.

Sucede que muchas veces la eyaculación precoz ocurre cuando te sientes ansioso o estresado. Evitar estas últimas dos cosas es casi sinónimo de evitar la eyaculación precoz, aunque no siempre.

Piensa, por ejemplo, si estás frente a una chica muy linda y te causa ansiedad el no poder eyacular cuando tú quieras, seguramente te sentirás ansioso porque no querrás arruinarlo. Sin embargo, cuando te sientas así, respira de esta manera y rápidamente despejarás tu mente para poder enfocarte en lo que quieres: durar más haciendo el amor.

Respirar de esta forma también te servirá para lo que viene a continuación, que es la forma de aprender a detener la eyaculación.

Detener la eyaculación con la masturbación

En este ejercicio te pondrás a prueba, por lo que si no has practicado lo anterior por unos días, lo más seguro es que te cueste, no te diré que no podrás lograrlo, ya que solo tú conoces tu capacidad, y sé que estos ejercicios a mí me sirvieron mucho, pero puede que tú progresos más rápido. Al final lo único que importará es que te cures de la eyaculación precoz, pero de cualquier modo realiza este ejercicio para que sepas cuánto te hace falta práctica.

Para hacerlo, empieza a masturbarte. Quizá necesites un buen estímulo para ello. Sé ingenioso. También puedes pedirle a tu pareja que lo haga por ti. Cuando sientas que el orgasmo se acerca, deberás detenerte.

No obstante, sé muy bien que a veces eyacules y no te des ni cuenta de cuándo estaba por venir. Mantente tranquilo, ya que a mí también me pasó muchas veces y aun así quedé libre de ese problema.

Lo que puedes hacer es practicar lentamente y analizar esas sensaciones que te indican que ya estás a punto de eyacular. En ese momento tendrás que inspirar de la forma que te expliqué a la vez que te detienes y controlas las contracciones involuntarias del músculo PC.

Cuando inspires tu abdomen debe expandirse y tu músculo PC deberá estar bajo tu control. Con esto, ya podrás practicar nuevamente la masturbación para detener otra vez la eyaculación, pero siempre eyacula al final para evitar dolores abdominales después.

Otros Consejos para evitar la eyaculación precoz

Dos cosas importantes para que puedas durar más en la cama son la alimentación y la postura sexual que utilices con tu pareja.

La alimentación

La alimentación es importante porque si consumes alimentos que te debilitan, tu cuerpo no podrá tener las energías suficientes para una actividad tan demandante como lo es el sexo.

Un buen consejo a seguir es que consumas alimentos naturales que te aporten energía, como las frutas, por ejemplo. No dejes de lado los cereales integrales, puesto estos suelen poseer un buen contenido en antioxidantes, muy necesarios para mantener tu cuerpo libre de toxinas.

Cualquier cambio positivo que hagas en tu dieta se reflejará en tu desempeño sexual.

Posturas sexuales

¿Sabías que la forma en que practicas sexo con tu pareja te puede hacer durar menos o más tiempo? Sí, la postura sexual influye mucho. Cuando tienes sexo, tu cerebro está muy  activo, hay muchas cosas que se liberan en tu cuerpo para hacerte sentir lo que sientes en ese momento, y una de las cosas que dispara todo eso es la posición en la que estás.

Por ejemplo, tener sexo en la posición del misionero puede estar asociado en tu mente con acabar más rápido. Cualquier posición que se te hace muy placentera te puede estar provocando que acabes pronto. Entonces, ¿qué debes hacer para evitar la eyaculación precoz?

Solo debes variar las posturas, tener sexo usando otras posiciones que no son habituales para ti. Eso le dará más trabajo a tu cerebro para enviar la señal de que debes eyacular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *